miércoles, 25 de mayo de 2016

REPORTAJE A LUCÍA CERESANI. DIARIO LA NACIÓN. 24 DE ABRIL DE 2010 

Raíz y juventud en el canto surero
Milongas, huellas, loncomeos y romances forman parte de su repertorio folklórico

Lucía Ceresani es una joven urbana que se enamoró de las milongas de la llanura pampeana y las eligió para encontrar su destino de cantora. A pesar de su edad, tiene un decir de mujer antigua: su voz y su guitarra traen otro tiempo y otro imaginario del hombre de a caballo. Dice que la mayoría de las historias que canta las vivenció a través del relato de su padre. "Mi papá se crió en el campo y vio cómo se trabajaba el arado con los bueyes, cómo era eso de sembrar y cosechar, cómo era esa vida. Todo eso me lo transmitió de tal manera que lo termino viviendo cuando canto", reconoce la chica que vive en Berazategui..
Ceresani es de la nueva generación de voces del canto surero. A fines del 2009, editó su última producción, Raíz y estrellas, y esta noche la presenta en vivo en el ND/Ateneo. En su tercer disco solista, sucesor de Huellas del sur (2001) y Aires de llanura (2007), la cantora bonaerense pone en la superficie milongas, loncomeos, huellas y romances. "Esta es la conjunción de un montón de obras de autores conocidos, nuevas obras y temas que se han dejado de escuchar porque solo quedan grabaciones en discos de pasta. Lo que hago es refrescarlas en la memoria y el oído de la gente", cuenta esta voz surera.
La intérprete abarca con naturalidad el repertorio de la llanura pampeana y desanda una huella personal con sencillez y fidelidad, poniéndose detrás de la canción, como solía aconsejar Yupanqui. Su innovación pasó por tomar la posta en un género, donde sobran referentes (Nelly Omar y Suma Paz) pero no intérpretes femeninas. 
"El repertorio surero me atrapó de chica y siempre se escuchó en casa -recuerda Ceresani-. Cuando fui más grande pude darme cuenta de la riqueza musical de las diferentes regiones y sus ritmos. A partir de ahí empecé a tomar un compromiso con este género maravilloso que tiene un sinfín de historias y compositores. Hemos tenido muy grandes exponentes de lo surero aunque es verdad que hubo una brecha generacional, y por momentos se generó un vacío de intérpretes. Desde mi lugar busco seguir con la tradición que marcaron grandes exponentes.

-¿Qué encontrás en lo surero?
-Es como entrar en los sentimientos y vivencias del paisano. Mostrar la esencia de sus paisajes. Cuando canto invito a cerrar los ojos, que se transporten a esos lugares para vivirlo de una manera diferente y entender a ese hombre que está solo con su árbol, su rancho y su guitarra.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario